8 de mayo de 2011

¿Por qué?

Me dejo llevar por la tristeza. Por el odio. Por la frustración. Que me arrastren. Que me lleven lejos de aquí. Muy, muy lejos. Donde no tenga nada que recordar. Donde no haya nadie a quien amar. Donde todos seamos personas normales en un mundo normal. Sácame de aquí. Sácame, porque sinceramente, yo no puedo. Yo ya no puedo salir de aquí. La muralla de mi corazón y la armadura de mi alma están tan destrozadas que no creo que pueda volver a repararlas. Ni con millones de ladrillos. Ni con toneladas de cemento. Nada serviría para hacer que las lágrimas dejasen de brotar de mis ojos en este mismo momento. Nada serviría para reparar mi alma y mi corazón, que agoniza sin remedio. ¿En quién debo de pensar ahora? ¿Qué se supone que tengo que hacer? Encuéntrame. Encuéntrame, por favor, porque estoy perdida, y yo nunca voy a ser capaz de encontrarme aquí en medio...

No hay comentarios:

Publicar un comentario